Acuacultura

Importancia de los alimentos en la nutrición de la tilapia.

Sin lugar a dudas hoy, la Acuicultura es la forma de producción especializada que se desarrolla de una forma más rápida ; posee un enorme rendimiento en especies cultivadas y en la comercialización de sus productos comparada a otros organismos de producción animal.

El sistema de producción con mayor presencia a nivel mundial es el semi intensivo, por lo tanto es importante el conocimiento acerca del tipo de alimentación empleada en dicho sistema.

El alimento en acuicultura suele representar el mayor gasto dentro de una granja, siendo así, tenemos la responsabilidad de asegurarnos que nuestro programa de alimentación sea seguro, económico y aprovechable.

La base de la alimentación complementaria la tendremos representada por la alimentación natural, que es la que nos ofrece nuestro estanque, algunos ejemplos de alimentos naturales son el fitoplancton (microalgas), zooplancton (animales microscópicos), insectos y cierto tipo de plantas. La abundancia de estos organismos se incrementa con la fertilización del estanque.

En algunas ocasiones, el alimento natural no se encuentra presente en suficiente cantidad para proveer una adecuada nutrición a los peces. Cuando esto sucede, los peces se deben alimentar a intervalos regulares con alimentos concentrados manufacturados. Estos alimentos suplementan al natural encontrado en el estanque, sobre todo en las fases finales de producción, donde los peces presentan mayor biomasa y ciertamente el alimento complementario permitirá un buen crecimiento a los peces si el alimento natural está totalmente ausente.

Para suplementar el alimento natural presente en nuestro estanque, los peces pueden ser alimentados con una mezcla de varios ingredientes (dieta balanceada comercial)

Por lo general, los peces tienen un mejor crecimiento (fase de engorda) cuando son alimentados con dietas que contienen entre 25 a 30% de proteína cruda; entre 10 a 15% de ésta proteína debe provenir de fuentes animales, en aquellos estanques donde el alimento natural es abundante y los peces son sembrados a bajas densidades es preferible utilizar alimentos con un 20 a 25% de proteína, mientras que, si se siembran peces a altas densidades, es preferible utilizar alimentos con un contenido de proteína superior a un 30%.

Cuando se determina la cantidad de alimento, se deben tener en cuenta los puntos que se indican a continuación:

  • Los peces pequeños necesitan más alimentos que los de mayor tamaño (utilizar tablas de alimentación).
  • Utilice menos alimento complementario (dieta balanceada comercial) si hay alimentos naturales en abundancia.
  • Si la tasa de población de peces es baja, se puede utilizar menos alimento complementario y confiar más en los alimentos naturales.
  • Mientras mejor sea la calidad de los alimentos, menos cantidad se necesita.
  • Se requiere más alimento en aguas cálidas que en aguas más frías.

Es importante recalcar que se debe proporcionar únicamente la cantidad de alimento que sus peces puedan comer en menos de 20 minutos (para sistemas semi intensivos).

El agua puede ser contaminada por el alimento que no es consumido, incrementado el costo del engorde de sus peces. Cuando el alimento proporcionado no es consumido por los peces, éste se acumula y luego se descompone, agotando el oxígeno disuelto en el estanque. Si la concentración de oxígeno disuelto en el agua se ve reducida drásticamente los peces pueden morir.

estanque-tilapia
Figura 1. Ejemplo de estanque en sistema semi intensivo de tilapia.

Por lo tanto, para prevenir que esto ocurra, se deben tomar precauciones para intercambiar o airear el agua del estanque , Figura 1. Si la concentración de oxígeno disuelto en el estanque es muy baja, se debe suspender temporalmente la alimentación para mejorar la calidad del agua.

Es importante enfatizar que el manejo sugerido en este artículo se aplica al sistema de producción semi intensivo para tilapia, para los otros sistemas de producción como son el extensivo e intensivo y para otras especies de peces el manejo alimentar puede cambiar.

Estimados lectores, ahora bien ¿Cuáles serían las ventajas de mantener un programa de alimentación adecuado para la tilapia?

Esperamos su comentario.

Escribió: Andrea G. Cantón, Ricky Peña y Eduardo Barrientos

LOS AUTORES DE ESTE ARTÍCULO SON ESTUDIANTES DE LA LICENCIATURA DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA DE LA

Acuacultura

Puntos a considerar para incrementar la rentabilidad en la acuacultura

Muchos me preguntan si es rentable un negocio acuícola, y mi respuesta siempre es, depende.

En cualquier negocio, sobretodo en la agroindustria, existen riesgos, y la acuicultura no es una excepción. Hace un par de años le preguntaron a Bil Gates, magnate de la tecnología, en que negocio él invertiría además de la tecnología, y estimados lectores, su respuesta fue la acuicultura. Pues es la actividad que se puede producir mayor volumen animal por área. Y con el creciente aumento de la población mundial, será necesario producir alimento suficiente para dar abasto a toda la gente.

ioij

Si bien la acuicultura es una actividad milenar, su intensificación tuvo apogeo en finales de los 80s.

Entender los sistemas de producción y su papel en el negocio acuícola es imprescindible. Los sistemas acuícolas se clasifican según su manejo y cuidado, desde los más sencillos (extensivos), otros moderados (semi intensivo) hasta los más tecnificados (sistema intensivo).

Buena parte de esta tecnología que se utiliza en la acuicultura es sencilla, en su mayoría son modificaciones para aumentar el crecimiento de los organismos y la sobrevivencia, mejorar la genética de las crías, mejorar el alimento, los parámetros de calidad de agua. Si bien casi la mitad de la producción acuícola mundial consta de sistemas sencillos, ya existen sistemas tecnificados donde se utilizan espacios diminutos y controles rigurosos en pro de una elevada producción.

Los sistemas cerrados de producción acuícola, cada vez más populares, son la clave para una acuicultura rentable y ambientalmente amigable. Estos sistemas se basan en un conocimiento de las complejas interacciones entre los nutrientes, las bacterias y los organismos en cría, aunado a los adelantos de la hidrodinámica aplicados al diseño de los estanques y sistemas de aireación principalmente. Las ventajas son altas productividades, rentabilidad y el mínimo impacto al ambiente.

Con toda la problemática que el sector ha enfrentado con respecto a los polémicos escapes de especies exóticas hacia los sistemas acuáticos naturales, y los grandes problemas económicos que sufrió el sector derivados de las enfermedades, principalmente en la camaronicultura, los sistemas cerrados son una opción para reducir al mínimo estos impactos, siempre y cuando estén bien controlados.

Los costos de operación en ese tipo de sistema intensivo, sigue siendo un limitante, pero el sector se encuentra en crecimiento acelerado. Las estadísticas no mienten, año con año vemos el incremento en producción y en el consumo.

ol

Regresando a la pregunta del inicio de este articulo ¿Es rentable un negocio acuícola?

¡Sí, es rentable! Desde el punto de vista de una estrategia de desarrollo, una de las características más importantes de toda industria es la medida en que pueda generar una demanda de productos de otras industrias. El sector acuícola tiene este potencial, el sector es generador de empleo, directo, indirecto, la industria acuícola mueve el sector alimentario, de los tanques, de los insumos básicos, de las crías, de la construcción y mucho más, es generador sobretodo de alimento, pudiendo intervenir en la seguridad alimentaria de un pueblo.

Acuicultura, sector agroindustrial no del futuro y sí del presente, de la mesa de cada ciudadano, no es una profecía ya es una realidad.

Estimados, les invito a contestar la misma pregunta ¿ustedes creen que la acuicultura es un negocio rentable? Compartan su punto de vista.

Acuacultura, Maricultivo

Breve vistazo: La acuacultura.

Bajo el término de “acuicultura” o “acuacultura” se engloba una fuente importante de productos acuáticos de calidad que vaya más allá que sólo la producción de pescado, también incluye actividades, técnicas y conocimientos de cultivo de especies acuáticas vegetales y animales. La FAO y la Comisión Europea la definen como:

“el cultivo de organismos acuáticos, incluyendo peces, moluscos, crustáceos y plantas acuáticas, lo cual implica la intervención del hombre en el proceso de cría para aumentar la producción, en operaciones como la siembra, la alimentación, la protección frente a depredadores, etc…”.

La acuacultura ofrece empleo a más de 12 millones de personas en el mundo, convirtiéndose en una importante actividad económica de producción de alimento, materias primas de uso industrial y farmacéutico, así como organismos vivos para repoblación  u ornamentación.

P1000188.jpg

A pesar que se tienen registros de cultivo de organismos acuáticos entre el 2000-100 A.C. (China y Egipto principalmente) fue hasta mediados del Siglo XX cuando se inicia el avance hacia la producción industrial a gran escala. La piscicultura surge con la motivación simple de mantener vivos a los animales capturados en el medio natural antes de venderlos. Esto provocó distintos avances en centros de investigación de varios países con la finalidad de repoblar ríos y lagos antes de dedicarlos al sector privado o a una producción dedicada al consumo.

El crecimiento de la industria acuícola ha ido íntimamente ligada al desarrollo de técnicas de cultivo de determinados organismos como las algas unicelulares y el rotífero. Conocidos como “cultivos auxiliares”, estos, son claves para la alimentación de los moluscos y de los peces en sus primeras fases de vida. Es aquí cuando el trabajo científico de investigación cobra relevancia, porque ha permitido estudiar las necesidades por especie, tanto nutricional como ambientales para permitir su supervivencia en cautividad. Aún en expansión, la acuicultura continúa perfeccionándose y aumentando su nivel técnico (como, por ejemplo, la aplicación de parques flotantes o fijos en el fondo, balsas de cultivo, esteros o balsas naturales que aprovechan el agua de las mareas, estanques en tierra).

A su vez, son muchos profesionales que participan en este desarrollo acuícola, desempeñándose   tanto en la gestión de animales o plantas el cual involucra el control de la alimentación, seguimiento de los crecimientos, parámetros de cultivo, etc., así como en la gestión técnica y administrativa de empresas.

aplicaciones-acuacultura.png

Existe también un aporte que muchas veces pasa desapercibido, sobre la inclusión de productos acuáticos en el consumo diario de la población, aunque muchas veces desconocen su origen. La FAO cuenta con estadísticas que reflejan estos hechos, así como a la comparación entre la producción acuícola de distintos países. Independientemente de los retos técnico-productivos, el sector tiene otros dos retos importantes:

  • Encontrar productos que satisfagan las necesidades de los consumidores.
  • Diversificación de la oferta, debido a que la producción está muy localizada debido a limitaciones tanto medioambientales, culturales, como económicas.

Es importante aclarar que la producción acuícola no va a sustituir la pesca, pero sí puede ayudar a aliviar la sobreexplotación de los recursos pesqueros, garantizando el suministro de productos acuícolas a una población cada vez mayor y que consume cada vez más estos productos por su valor nutricional. Y así como presenta ventaja, también cuenta con inconvenientes, como cualquier actividad industrial, la acuacultura contamina y el reto está en minimizar estos daños. Aunque el cuidado en la producción se traducirá a la propia supervivencia de las empresas acuícolas, ya que los organismos cultivaos son muy sensibles a las condiciones de su ambiente. Como resultado a esto, en la última década ha surgido la “acuacultura ecológica” basada en criterios de sostenibilidad ambiental, calidad del producto y de uso eficiente de los recursos.

Aún quedan muchos aspectos sobre la acuacultura que merecen ser revisados, sin embargo, creo que se transmite las bases, el objetivo, el aporte e impacto, y algunas de las problemáticas de la acuacultura. Un sector que, aunque esta poco a poco ganando presencia en México, aún no logra distinguirlo como un productor acuícola importante. Lo cual nos lleva a preguntarnos:

¿Por qué México, a pesar de tener potencial de desarrollo y contar con amplias extensiones con posibilidades de uso, no se sitúa como uno de los principales países productores acuícolas?

 ¿Qué factores consideras que estén deteniendo su avance?

 

¿Qué piensas sobre esto? Comparte tu opinión, en los comentarios.